Just another WordPress.com site

Una de las varias hondonadas que se encuentran en Zacualpan, Edo. De México, Mex.

Hondonada

Desde cualquier lugar de Zacualpan, es posible disfrutar de una vista panorámica portentosa. Los fundadores del pueblo eligieron la estratégica cima de un cerro dominante. La gran hondonada que la naturaleza zanjó al oriente magnifica todavía más la sensación humana de poseer con la mirada un vasto territorio bajo un celaje limpio, o con nubes impecables. Una infinita gama de verdes reviste aquí y allá el azul de las montañas.

Hacia el oriente, al fondo del irregular oleaje de la orografía, antes de los tiempos de la contaminación la gente podía mirar todos los días la cumbre nevada del Popocatépetl. Hacia el poniente la mirada se topa con un cerro demasiado cercano, donde se asienta el barrio de la Vera Cruz, una de las más antiguas cuadrillas del pueblo. Este contraste destaca las distancias. Hacia el sur, la vista se detiene en un prominente cerro y se pierde en la lejanía de la Sierra Madre Occidental.

Oleaje de la orografia

Oleaje de la orografía

Al norte, entre el amplio horizonte y la suave pendiente que se volvió calle principal, perfilada por techos donde predomina el rojo de las tejas, a escasa distancia hay una loma suave que los zacualpenses convirtieron en campo mortuorio.

Esta loma se reparte en dos cementerios contiguos, el cercano, visible desde Zacualpan, y el que está más al norte, en el declive opuesto de la loma. Los separan alrededor de 300 metros.  Para ir de uno al otro basta caminar un  poco.

A reserva de documentar la conjetura, es posible que el cementerio original lo hayan construido entre el siglo vxiii y el xix los emprendedores de la minería a gran escala. Es probable también que se haya tratado de un cementerio de acceso selectivo. Sabemos que en ese campo mortuorio había secciones que distinguían hasta cuatro clases y que en la cuarta clase, por ejemplo, fue enterrado un jornalero que “no testó por pobre”. Por otra parte, había muertos que eran sepultados “en un lugar especial”.

El asunto es que el campo mortuorio de la sección norte de la loma, cuyo ligero declive hacia el horizonte la volvía invisible desde Zacualpan, comenzó a caer en desuso. Por razones que desconocemos, los zacualpenses prefirieron inhumar a los muertos de este lado, en la pendiente sur, de manera que las tumbas ––o más bien, los monumentos erigidos sobre ellas–– se ven desde Zacualpan.

Cementerio desde Zacualpan

Cementerio desde Zacualpan

Fue tan grande la preferencia por este cementerio cercano que las tumbas se han densificado en la breve superficie de la loma, a tal grado que no hay siquiera una calle recta, y los estrechos pasillos se vuelven laberínticos, interrumpidos a los pocos pasos por la caprichosa disposición de sepulcros y capillas. No obstante, allí nadie se pierde: un laberinto es obligatoriamente horizontal y carente de perspectiva, y por angostos que sean algunos pasadizos; por saturados que estén los sepulcros en cada recoveco, la pendiente ofrece siempre la vista del pueblo a partir del eje de la calle principal. Y la perspectiva es recíproca: como si los zacualpenses quisieran ver desde su casa el paradero de sus muertos, gran parte del pueblo contempla su panteón.

Zacualpan desde Cementerio

Zacualpan desde Cementerio

Del cementerio original se habían olvidado. No es casualidad que ante la escasez de lugar para más fosas, contradictoriamente hablen ahora del panteón nuevo y caminen un poco más para reutilizarlo.

El panteón nuevo ––el antiguo, en realidad–– es una de las maravillas de Zacualpan. La crecida hierba indica que recibe escasos visitantes. Las tumbas son, comparativamente, pocas. Hay soledad y silencio. Se oyen tan sólo los insectos y el susurro del viento a través del follaje. El tiempo y la intemperie borraron las inscripciones labradas sobre sus lápidas centenarias para dejar constancia de la erosión. No es posible saber quién estuvo sepultado bajo cada montículo. Fueron muertos cuyos deudos también dejaron de existir y a quienes nadie conserva en la memoria. Algunas lápidas fueron removidas y quedaron allí, desubicadas. ¿Quiénes se tomaron el trabajo de desplazarlas?, ¿qué buscaban? ¿Encontraron restos óseos o simplemente polvo?

Arbol y muro

Arbol y muro, panteón nuevo

Entre los sepulcros centenarios se distinguen, escasos, los recientes. Difieren el color y el material. La fecha visible sobre la lápida de algunos data apenas de hace un cuarto de siglo.

En medio del llamado panteón nuevo y al lado de una docena de enormes árboles cuyas copas son tan altas que se ven desde Zacualpan existe un involuntario monumento al tiempo: es un elevado muro de piedra, vestigio principal de lo que tal vez haya sido una capilla. La antigua pared rectangular se yergue ocho metros a partir del suelo. Hacia el sur, al canto de la piedra lo cubre una pilastra de tabiques rojos ensamblada a soga y tizón.

Muro,  restos capilla panteón nuevo

Muro, restos capilla panteón nuevo

El centro de este oscuro paredón lo ilumina un vano donde acaso hubo un vitral con arco de medio punto. Tanto las dovelas como los bordes de este hueco, libre paso del viento, son también de ladrillos rojos. Hoy la esbelta ventana vertical es el arco del triunfo a la desconocida historia del Zacualpan de otros siglos. Hasta ahora, el muro se sobrepone a la intemperie, que no ha conseguido desmoronar el borde superior; recto labio donde han crecido yerbas y parejos cactus.

El panorama desde este cementerio es el mismo que ofrece la vista de Zacualpan, tal vez a menor altura, pero depurado de elementos distractivos para apreciar el horizonte azul y verde. El panteón nuevo es una de las más bellas obras del olvido. Gran número de zacualpenses desconoce su existencia.

Muro

Muro de antigua capilla con vista de ventana vertical

Este artículo es un elogio, pero también una profanación: temo que despierte la curiosidad de un número mayor de visitantes al antiguo cementerio. ¿Sabe acaso el municipio que debe protegerlo? Cuando en el “viejo” cementerio, de suyo saturado,  ya no quepan más tumbas, lo más sabio será construir un novísimo campo mortuorio en otro cerro y preservar este lugar entre los atractivos con magia de un pueblo obligado a cuidar su patrimonio.

Autor: Rafael Rodríguez Castañeda

Revisión y Montaje: Ricardo Castañeda Guzmán

14 de Julio de 2013 y 18 de febrero 2014

Comentarios en: "Como difunto insepulto, Un cementerio en Zacualpan, Edo. De México, Mex." (19)

  1. Hector Castañeda Sanchez dijo:

    Felicidades por este blog! Un privilegio tener donde leer de la familia

    Saludos!

    • Saludos Héctor;
      Muchas gracias por tus felicitaciones y que encuentres estos artículos interesantes. Te escribiré dentro de dos días para saber más sobre tu descendencia.
      R…

  2. Claudia Infante Castañeda dijo:

    Para sensibilizarnos hacia el cementerio original -uno de los lugares por visitar más interesantes en Zacualpan- Rafael y Ricardo nos presentan este texto e imágenes que se ensamblan bellamente. Sé que se esforzaron en que la publicación apareciera el 16 de julio, día de Nuestra Señora del Carmen, para que fuera otro homenaje a mi madre. Ella se habría sentido muy honrada. Muchas gracias.

    A partir de este artículo seguramente surgen muchas preguntas: ¿Porqué cambiaron del cementerio original a otro? ¿Cuándo sucedió esto? ¿Cómo estaba organizado este cementerio original? ¿Qué percepciones y opiniones hay sobre este cementerio? Iremos respondiendo a estas preguntas con información que proporcionen los lectores, especialmente los pobladores de Zacualpan.

    Un dato que quiero compartir al respecto y que nos amplía el conocimiento sobre el antiguo cementerio es el acta de defunción de don Juan Castañeda Popoca, bisabuelo de muchos de nosotros. Como dice en el acta que presento enseguida, él fue enterrado “en un lugar especial” lo cual confirma que había diferentes secciones en este cementerio.

    Ojalá y algún día sepamos a partir de qué características de los difuntos estaba organizado este antiguo cementerio. A este dato doy información adicional: Gonzalo Castañeda Escobar, mi abuelo, exhumó los restos de sus padres, Juan Castañeda Popoca y Gabina Escobar, así como los de sus hermanos Bernardino y Maximiliana, y juntos los depositó en una fosa cavada ex profeso en el pasillo central de la iglesia de Zacualpan, donde se encuentra una lápida con sus datos. Posiblemente esto fue hecho en diciembre de 1928, fecha en la cual hizo una festiva visita especial a Zacualpan con mi madre.

    A continuación transcribo literalmente el acta de defunción de Juan Castañeda Popoca (originalmente manuscrita) para hacerla del conocimiento de todos y porque además es interesante.Ejemplifica los datos socio-demográficos y médicos que en ese entonces eran relevantes y requeridos para el Registro Civil.

    “En el Mineral de Zacualpan á las ocho 8 de la mañana del día cinco 5 de Octubre de mil ochocientos noventa y ocho 1898 ante mi el C. Inocente González Presidente Municipal y Oficial del Registro Civil compareció el C. Jesus Nava de cuarenta y dos 42 años casado y jornalero vecino de Santiago y dijo: que á las cinco 5 horas treinta 30 minutos de esta mañana falleció de Bronquitis en este lugar, Juan Castañeda á la edad de ochenta y tres 83 años azoguero, catolico, y deja viuda,á Gabina Escobar de sesenta y cuatro 64, años. Fueron testigos los C. C. Trinidad Avilez de treinta y dos 32 años casado vecino de Coloxtitlan y Norato Sánchez de veintiseis, 26 vecino de Tres Cruces soltero, ambos jornaleros, quienes manifiestan no ser parientes del finado, cuya inhumacion se verificará en el Campo mortuorio de este Mineral, en un lugar especial, y conforme con la presente, firmaron los que supieron. Doy fé. Inocente Gonzalez. Jesus Nava. Trinidad Avilez. Rubricas. Al margen. 339. Acta número trescientos treinta y nueve. Defuncion de Juan Castañeda. Zacualpan. No indigena”.

    Nuestra próxima visita al cementerio antiguo de Zacualpan seguramente la haremos buscando responder a nuevas inquietudes sobre esta reliquia mexiquense sobre la que este artículo sirvió para re valorar.

    Claudia Infante Castañeda

    NB. La falta y sobra de acentos de la transcripción corresponde a la grafía del Acta de Defunción original.

    • Gracias Claudia;

      Le informaré a Rafael sobre tu comentario siendo que el es quien escribió este artículo . Agradezco todas tus palabras.

      R…

  3. JUANITA MARRODAN ARECHIGA dijo:

    MI NOMBE ES JUANITA MARRODAN ARECHIGA, ME ENCANTO ENCONTRAR VARIOS ARTICULOS SOBRE LOS ANCESTROS CASTAÑEDA, QUIRO COMENTAR QUE MI BISABUELO FUE MANUEL CASTAÑEDA JAIMES, HERMANO DE AMADOR, SUS HIJOS FUERON SGUN RECUERDO JOSE, MANUEL, HORACIO, HOMBRES Y HOTENSIA, LUCRECIA Y ELVIRA. OH, ELVIRA MI ABUELA ADORADISIMA, QUE FUE COMO LA MADRE DE MI MIS HERMANOS Y MIA, SE CASO CON EL CABALLERO ESPAÑOL, RIOJNO POR CIERTO, DN. ORANCIO MARRODAN SAENZ, Y TUVIERON CINCO HIJOS QUE FUERON NIETOS DE MNUL CASTAÑEDA: MI PADRE, ORANCIO ANTONIO, MIS TIOS JOSE MANUEL, GUMERRSINDO, HOTENSIA Y PEDRO MRRODAN Y CASTAÑEDA, AMI ME PUSIERON JUANITA POR MI BISSABUELA JUANA CASTAÑEDA, A QUIEN MI PADRE QUISO MUCHO, MI ABUELA SE LLAMO ELVIRRA EMELIA CASTAÑEDA CASTAÑED, ASI QUIEN SEA CASTAÑEDA Y LEA ESTE MENSAJE, AUNQUE YA NO LLVO EL APELLIDO EN MI PERSONA, LO LLEVO EN MI CORAZON, PUES MI ABUELA ELVIRA “M I M A D R E ” AL QUEDAR VIUDO MI PADRE, NOS AMO COMO NADIE A MIS HERMANOS Y A MI, LA MAYOR SOY YO JUANITA, SESPUES ELVIRA, GILBETO ANTONIO Y MARTHA PATRICIA, A QUIENES MI ABUELA RECIBIO CON TODO SU AMOR COMO HIJOS 8, 7, 4, AÑOS Y 2 MESES DE EDAD, NO OMITO QUE MI ABUELA ERA H HERMOSISIMA, AH, PERO CON EL CARACTER CASTAÑEDA, ESTOY ORGULLOSA QUE ME HAYA CRIADO UNA CASSTAÑEDA, YA QUE ELLA Y YO NOS ADORAMOS, HASTA LA FECHA NO HAY DIA QUE NO LA RECUERDE, TMBIEN RECUERDO MI BISABUELO MANUSQQIEL ( PAPA MANUEL ) GUERO CON OJOS AZULES, UIEN NO DABA 20 CENTAVOS DE DOMINGO, BUENO PARIENTES, SI LS SIRVE DE ALGO ESTO DATOS LO HICE CON GUSTO.-

    • Saludos Juanita;
      ¡Seguro que sí nos sirven los datos que escribiste!
      Pero más que nada, gracias por haber hecho contacto con nosotros. Siendo yo el administrador de este sitio solamente yo tengo acceso al origen de tu correo electrónico.
      Te escribiré un correo con las esperanzas de hacer más contacto contigo porque tengo mucho que más que decirte y preguntarte sobre esta familia.
      Gracias,
      R…

    • Rafael Rodriguez Castañeda dijo:

      Gracias, Juanita:

      Gracias a los datos que nos has aportado ha sido posible corregir y enriquecer la ficha que el Diccionario Castañeda contiene sobre tu abuela:

      Fernanda Elvira Castañeda Castañeda. n. el 30 de mayo de 1898 en Real del Monte, Hgo. Hija de Manuel Castañeda Jaimes y de Juana Castañeda Castañeda. Casó con Orancio Martín Marrodán Sáenz (n. en Logroño, España, en 1899. Hijo de Gumersindo Marrodán y Blanca Sáenz) Tuvieron cuatro hijos: José Manuel (n. 1926), Orancio Antonio (padre de Juanita, Elvira, Gilberto Antonio y Martha Patricia Marrodán Aréchiga), Gumersindo, Hortensia (madre de Armando, Carlos, Jesús, Marcela y Miguel), y Pedro Marrodán y Castañeda (padre de América, Ernesto, José y Pedro).

      Si nos das la oportunidad de platicar contigo, será posible incluir entre mañana y el miércoles una ficha sobre ti y otras más, sobre tus hermanos y la descendencia de todos ustedes.

      Saludos

      Rafael

      • PARA LOS HIJOS DE PEDRO MARRODAN CASTAÑEDA HIJO DE ORANCIO Y ELVIRA FALTA AGREGARLES A SU DESCENDENCIA A ARMANDO MARRODAN, LIZ BIBIANA MARRODAN Y VICTOR FERNANDO MARRODAN

  4. hola primos o tíos o lo que sean, gracias a ustedes hasta hoy 24 de septiembre volví a abrir este archivo, me dio mucho gusto que hayan contestado, me parece que ustedes estuvieron en las comidas de los CASTAÑEDA, si fui invitada por el Lic. Esteban Castañeda Sánchez a quien adoro y es una persona excelente, pero me fue imposible
    asistir, no se en la actualidad si se haya celebrado este año, me encantaría asisitr en alguna otra ocasión, A ti Rafa te quiero aclarar que ,en l Mina que nació mi abuela se llama La Mina e Cabrera (ahi vivian pues estaba una casa), y la madre de mi abuelo Orancio era Blasa, mi padre llamado Orancio fue el que nació en 1926 y después José Manuel por mi papá Manuel o sea su abuelo Manuel Castañeda Jaime, despúes Guercindo que murió de 7 meses y Horencia y Pedro,. que el primer hijo se llama Orancio como mi abuelo yy mi padre, después José Luis, Pedro y Aérica ( mi adorada prima)

    • Y FALTAMOS NOSOTROS JUANITA NO SE TE OLVIDE QUE AUNQUE LES PESE ESTAMOS RECONOCIDOS POR MI PAPÁ PEDRO AUNQUE NO QUIERAS SOMOS FAMILIA EL QUE TE ESCRIBE ES EL CANELO

  5. juanitamarrodan dijo:

    RAFA TE PROMETO CHECAR CADA SEMANA POR LO MENOS ESTE CORREO, SALUDOS AFECTUOSOS, HASTA PRONTO !!! CASTAÑEDA!!!!

    • Saludos Juanita;
      Gracias por haber dejado tus dos comentarios, se los pasaré a Rafael quien está por llegar a casa dentro de unos días. No sé cómo está tu situación en referencia a recibir correos electrónicos pero te envíe dos en agosto y uno en septiembre. Si llegas a revisar este sitio como lo mencionas, espero que llegues a ver esta noticia.
      R…

  6. JUANITA MARRODAN ARECHIGA dijo:

    HOLA ESTIMADO RAFA, HASTA HOY 26 DE DICIEMBRE HE VUELTO A ABRIR ESTA PAGINA, ESPERO QUE HAYAS PASADO UNA LINDA NOCHE BUENA Y UN DIA HERMOSO EN NAVIDAD EN COMPAÑIA DE TU FAMILIA, NO SE SI YA HAYAS INVESTIGADO MAS SOBRE LOS CASTAÑEDA, EN CASO QUE ASI SEA HAZMELO SABER PUES ME INTERESA MUCHO, TE DEJO JUN FUERTE ABRAZO Y QUE PROXIMO AÑO 2014 SIGA SIENDO DE EXITOS, SALUD Y AMOR, SI LEES EL PRESENTE CONTESTAME HASTA PRONTO, PARIENTE.-

  7. JUANITA MARRODAN ARECHIGA dijo:

    hola buenas noches, hoy 10 de julio de 2014, les envio un saludo enorme y un gran abrazo, Rafa recibe besos, y mis recuerdos, ojalá un día nos conozcamos personalmente,eres familiar de la mujer que he querido más en mi vida, ELVIRA CASTAÑEDA Y CASTAÑEDA DE MARRODAN, LA ADORO Y L ADORARE SIEMPRE,DIOS LS BENDIGA, HASTA PRONTO.-

  8. JUANITA MARRODAN ARECHIGA dijo:

    hoy cinco de octubre de 2014, he vuelto para mandarles saludos y cariños, espero que todo haya ido bien en lo que va del año, y espero que hayan llegado más datos de los Castañeda. les dejo un beso y hasta pronto. JUANITA MARRODAN ARECHIGA Y CASTAÑEDA. ADIOS.

    • Hola Juanita, gracias por tus saludos y cariños. Todo bien con nosotros, pero conforme me lo conto Rafael, te acabas de jubilar después de haber trabajado muchos años. Espero que disfrutes de este tiempo para cumplir con todo lo que has deseado hacer durante tu vida, en compañía de toda tu familia. Le enviaré tu comentario a Rafael. R…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: