Just another WordPress.com site

México

Crónica de un viaje

Zacualpan, Edo. De México, Mex.

                                                                               Ricardo Castañeda Guzmán

                                                                                                     Febrero de 2013

Hotel Posada Real

¡Cómo me gustaría nuevamente visitar el pueblo de Zacualpan!  Estuve en esa municipalidad en 2011 y 2012.  Cada vez que voy, quedo con los deseos de regresar, pero radico en el extranjero y por ahora solamente puedo desear.

Durante la última visita en septiembre 2012, mi primo Rafael y yo nos hospedamos en el Hotel Posada Real.  Este lugar de alojamiento está situado en la calle de Melchor Ocampo.

El propietario de la posada es José Abraham Jacobo Flores. Tanto José Abraham como el personal nos recibieron  con mucha atención.  Don José nos presentó a Miguel Ángel, quien fue nuestro guía.  Miguel nos llevó a los sitios que estábamos interesados  en visitar. Eran sitios donde recorrimos los pasos de nuestros ancestros.

Adjunto tres fotos de Zacualpan que contrastan los años en que fueron tomadas.  La primera data posiblemente del decenio 1920-30.  A la izquierda, en la parte inferior, podemos ver lo que ahora es el Hotel Posada Real.  En la segunda foto vemos el hotel hacia los años 1940-50.  Estas primeras dos fotos fueron un obsequio de don José Abraham Jacobo.  La tercera foto la tomé durante nuestra visita, en septiembre 2012.

Antiguo Zacualpan 1 (19..)

Antiguo Zacualpan 2 (19..)

   Antiguo Zacualpan 4 (2012)

Sé que en el porfiriato, en el edificio donde está el hotel estuvo una tienda de raya. Durante nuestra estancia, don José Abraham Jacobo Flores nos contó que este lugar fue un legado de su padre, quien a su vez lo heredó de su abuelo. Por coincidencia, con anterioridad fue propiedad del célebre médico Dr. Gonzalo Castañeda Escobar, quien fue tío de mi bisabuelo.

Cuando dimos vuelta a la manzana para estacionar el carro en la entrada posterior del hotel, me encontré con otra pequeña sorpresa:  El callejón limítrofe del predio se llama Gonzalo Castañeda. ¿Cómo llegó a ser nombrado así? Seguramente hay una historia, pero obviamente ha de ser porque el doctor Gonzalo fue un gran personaje y porque este callejón delimitaba lo que fue su propiedad.

IMG_0331

El doctor Gonzalo Castañeda viajó para estudiar lo más avanzado de la ciencia médica en su tiempo. Desde entonces añoró Zacualpan y a su regreso, buscó la ocasión de poseer un predio en el pueblo de sus padres, donde vivió su infancia. Después trabajó por varios lugares, y cuando finalmente se estableció en la Ciudad de México, probablemente comprendió que sus clases en la Universidad y sus tareas en el Hospital de Jesús le impedirían volver a radicar en Zacualpan. Tal vez ésta habrá sido una de las razones por las cuales vendió la casona, que fue adquirida por el abuelo de don José Abraham Jacobo Flores alrededor de 1936.

A las horas de la comida, don José, mi primo y yo tuvimos amenas pláticas sobre Zacualpan. Nuestras conversaciones traspasaron sobre unos deliciosos platillos que salieron  de la “La Cocina de Rosita”.  La siguiente foto muestra de una de las comidas que preparó Rosita, excelente cocinera. El plato exhibe unas sabrosas tortas de atún.  Junto con las tortillas de maíz azul, que don José sostiene, supe que no es preciso ir a un lugar extravagante para disfrutar de una buena comida

IMG_0439

IMG_0334

Vista Panorámica

Ignoraba qué es lo que califica a un sitio cómo “Pueblo Mágico”. Por mi parte, Zacualpan, Edo. De México, cuenta con mi voto.  Puedo decir que aparte de su amistosa y agradable gente, su espléndida vista panorámica, su cómoda temperatura y sus numerosas capillas, Zacualpan tiene mucha historia.  Dentro de toda esa historia, existe un pedacito que le pertenece a mi linaje paterno, que por ahora alcanza hasta el siglo XVIII.

Aquí podemos ver La iglesia de La Inmaculada Concepción, respaldada por una vista panorámica que es típica de estos alrededores. Cualquiera que fuera el lugar que visitara, estaba seguro de que dispondría de una maravillosa vista. En la parte superior e izquierda podemos ver, a gran distancia los famosos y legendarios volcanes,  El Popocatépetl e Iztaccíhuatl.  El “Popo” es el piquito agudo y a su lado esta “La Mujer Dormida”.

DSCN9472

La foto fue tomada desde las alturas donde está situada la capilla del barrio de San José, donde cuenta la leyenda que velaron los restos de Cuauhtémoc, camino del sitio donde los aztecas lo inhumaron. Después de hablar con los vecinos del lugar, llegamos a saber que esta capilla fue la primera que se construyó en el Real de Minas de Zacualpan, hacia 1529.

DSCN9477

DSCN9481

El Rincón de Castañeda

El libro de defunciones de la iglesia de la Inmaculada Concepción que cubre la primera mitad del siglo XIX  menciona que existía un sitio al cual los padres se referían como, “El Rincón de Castañeda”.  Aparentemente, en este sitio había una capilla y un cementerio.  Por ejemplo, una de las entradas del libro dice:

En el Cementerio de la Capilla del Rincón de Castañeda a tres de Junio se le dio

Sepultura Ecca. Al cadáver de Ma. Gertrudes Hernández…  3 Junio 1844.

Después de buscar en muchos lugares información sobre este sitio, llegué a Zacualpan con las esperanzas de que alguien supiera algo, pero nadie me dio información.  Lo que sí llegué a saber es que, pasando un lugar llamado “Barrio de Santiago”,  existe un sitio donde viven varias personas con el apellido Castañeda.

Dentro de los descendientes con este apellido vive un señor conocido como “Chucho” Castañeda, y como si fuera un día de buena fortuna, lo encontramos en casa con una de sus hijas.

Al principio, lo único que teníamos en común era el apellido Castañeda.  Conforme nuestra conversación tomó forma, la información que nos dio y la posterior búsqueda que hice sobre él en los censos de México 1930, he llegado a la conclusión que este “Chucho” es un pariente mío y un primo hermano de mi primo Rafael.  Su nombre es Juan Jesús Castañeda Ronces y nació en 1924.  Otro dato interesante que Chucho nos dijo fue, que el Dr. Gonzalo Castañeda Escobar era tío de su papá.

En la siguiente foto me encuentro con Chucho y Rafaela, una de sus hijas, afuera de su casa.  Durante esta visita, se me quedaron grabados los tronidos que hacia un guajolote mientras esponjaba el plumaje. Quería nuestra atención mientras conversábamos

IMG_0355

Al fin de nuestra visita le pregunté a Chucho y su hija que si sabían algo de un sitio que antiguamente era conocido como el Rincón de Castañeda.  Me dijeron que no, pero que el sitio donde radican es referido como “La Barranca de Castañeda”.  Después de cruzar toda la información que tengo, deduzco que muchos Castañeda han vivido aquí a lo largo muchos años, y llego a la conclusión de que La Barranca de Castañeda y el Rincón de Castañeda son el mismo sitio.

 

Barrio de Santiago

En el Barrio de Santiago, mi primo y yo visitamos la escuela secundaria Roque Díaz con el fin de entregar un ejemplar de la reedición que hicimos del Manuscrito de don Juan Castañeda para la biblioteca de la escuela. Pusimos el libro en manos del director, profesor Edmundo Martínez Rayón.

En su manuscrito, don Juan Francisco Castañeda cuenta muchos episodios de su vida en Zacualpan durante el siglo XIX y cómo los vivió junto con su familia.  Fue interesante entregar un ejemplar de este manuscrito, en la edición de 2012, a la escuela secundaria “Roque Díaz”, después de que don Juan nos dice que él trabajó de azoguero con Roque Díaz en 1838 en la Hacienda San José.

IMG_0395

En la foto, el director, Edmundo Martínez Rayón, de chamarra negra, sostiene el libro. Aparecen también la subdirectora, profesora Mercedes Mónica Flores Góngora, y otra profesora, de blusa anaranjada, de quien me da pena no recordar su nombre. Mostraron gratitud al recibir el manuscrito que escribió Juan Francisco Castañeda Popoca, mi re tatarabuelo. Mi primo Rafael está de chaleco gris/verde.

El Antiguo Panteón de Zacualpan

Fuimos al panteón con la esperanza de encontrar las tumbas de algunos de nuestros antepasados.  La mayoría de las fosas corresponden a personas que fallecieron en el siglo XX. Aunque todos mis ancestros son importantes, no encontré a los que más buscaba, mis tatarabuelos Manuel Castañeda Ríos y Josefa Jaimes.  Manuel fue el primer hijo de Juan Francisco Castañeda Popoca, quien escribió el manuscrito.

Dispongo de algunos datos familiares, pero no he dado con los registros eclesiásticos y civiles sobre ellos, me faltan sus actas de nacimiento y de matrimonio. Tengo  entendido que ambos nacieron y se casaron en Zacualpan. Manuel, en 1841 y Josefa, en 1843, y que contrajeron matrimonio en 1859. Tuvieron cinco hijos, de los cuales sobrevivieron cuatro. Félix Andrés fue quien falleció durante su infancia; Manuel, Justiniano, Amador, y Víctor llegaron a la edad adulta.

En Zacualpan hay dos cementerios, el nuevo y el viejo.  El siguiente video incluye fotos y video tomados en el panteón antiguo. Hubiera sido gratificante encontrar a mis tatas Manuel y Josefa durante esa búsqueda, pero lo único que puedo hacer ahora es seguir buscándolos en  archivos.  Aunque no encontré la fosa de mi tatarabuela Josefa Jaimes de Castañeda, le rindo homenaje reconociéndola en el título.

Distancia

Ha sido un placer haber llegado a Zacualpan en dos ocasiones.  No solo llegué a conocer parte de su gente, pero también a otros parientes que caminan sus calles al mismo tiempo que escribo estas palabras.   La distancia es mí peor obstáculo para poder regresar tan frecuentemente como yo lo desearía.

Aunque no ahí, entonces en otro lugar, o de otra manera seguiré tratando de calmar la sed que tengo, por saber más sobre mis Ancestros Castañeda.

7 de Febrero, 2013

La añoranza de Zacualpan del Dr. Castañeda (1869-1947)

Cómo mencioné, he viajado a Zacualpan, Edo. De México, con mi primo Rafael Rodríguez Castañeda en 2011 y 2012.  Entre las respuestas positivas que he recibido sobre este blog, tengo el placer de incluir unas apostillas que acabo de recibir de él, que ilustran un aspecto poco conocido del Dr. Gonzalo Castañeda Escobar: su nexo emocional con Zacualpan.

Nos proponemos indagar también el cariño entrañable que siempre ligó a Zacualpan con otros personajes que emigraron, como el licenciado José Amador Castañeda Jaimes (1871-1934), gobernador interino del Estado de Hidalgo en 1912, y el general brigadier Austreberto Castañeda Porcayo (1888-1943).

Asentaré fotos o videos en los lugares más apropiados, sean dentro o alrededor de los temas correspondientes.

Apostillas a la crónica del viaje a Zacualpan de Ricardo Castañeda

Hasta donde sabemos, el doctor Gonzalo Castañeda poseyó dos bienes raíces en Zacualpan: el predio rural situado en la cañada de la antigua cuadrilla de Santiago, que probablemente quedó intestado en beneficio suyo tras la muerte de sus padres y de Maximiliana y Bernardino, sus hermanos, y el predio urbano ubicado en la calle de Melchor Ocampo al que se refiere Ricardo Castañeda Guzmán en su Crónica de un viaje, que ahora ocupa el hotel Posada Real.

Hay diferencias entre el predio urbano y el terreno del actual barrio de Santiago. El predio cuyo frente se alinea a la acera poniente de Melchor Ocampo dista una cuadra de la plaza principal; al terreno del barrio de Santiago se llega después de caminar un tramo no muy largo a partir de la zona “urbana” de Zacualpan. El primero tiene una extensión medible en metros cuadrados; para el segundo, cuya delimitación es imprecisa, la unidad de medida más apropiada es la hectárea. Hay también algunas coincidencias: ambos sitios están en declive y ofrecen una vista maravillosa. Desde el primero, una parte de Zacualpan; desde el segundo, el verdor de la cañada.

Como Zacualpan ocupa la parte superior de un cerro, prácticamente es preciso bajar para dirigirse a cualquier barrio. Algunos están casi al mismo nivel de la cabecera municipal, lo cual supone subir nuevamente. Tal es el caso del barrio de San José y del panteón municipal, pero el barrio de Santiago está en una hondonada, en la cuna entre dos cerros cubiertos de vegetación.

DSCN9418 Santiago-cañada

El doctor Gonzalo Castañeda, dejó Zacualpan hacia 1881, a la edad de doce años, cuando salió hacia Cuernavaca para continuar los estudios que lo habrían de convertir en médico ilustre y prestigiado maestro de la Escuela Nacional de Medicina y luego de la Universidad Nacional. Salvo breves visitas durante sus vacaciones, no volvió a radicar en el pueblo de su infancia, aunque lo añoró toda la vida. Cuando se convirtió en dueño de la finca que habitaron sus abuelos, y años después, sus padres, la dejó a cargo de una familia de apellido Gama, que primero la usufructuó y a la postre tuvo en propiedad, gracias a una decisión del doctor Castañeda.

El terreno donde crecieron los Castañeda Escobar queda al lado del camino ––ahora de terracería–– que conduce hasta la capilla del barrio de Santiago, antes de cruzar el fondo de la cañada, que correspondió sucesivamente al río con pozas y cascada, escenario de la aventura con un duende que don Juan Castañeda Popoca narra en su manuscrito. Por muchos años, ese mismo río fue degradado en drenaje del pueblo, pero según nos contó Miguel Ángel Espíndola, está por ser rescatado y rehabilitado como río cuando estrenen una planta de tratamiento de aguas negras que está en construcción.

Capilla Barrio de Santiago

Según los recuerdos de doña Catalina Vera Peralta, viuda de Nava, originaria del barrio de Santiago y desde niña, vecina de la finca que fue de los Castañeda Escobar, ellos vivieron en una casa chiquita, hecha de adobe y teja, conocida como “la casa blanca”. Era un solo cuarto al lado de un guayabo que carecía de puerta, pero eso sí, estaba encalado de blanco. Tampoco tenía ventana, y el vano de la entrada se orientaba hacia abajo, donde había sembradíos. Manzanos y muchos duraznos; alfalfa y lechuga. Por algo se le quedó el nombre de La Huerta.

Doña Catalina nació en 1931 y llegó a vivir al terreno colindante por el lado de arriba en 1948, cuando casó con Jesús Nava. El año anterior había muerto el doctor Castañeda, a quien no conoció, pero supo de él y de sus esporádicas visitas al lugar. El terreno de doña Catalina lo compró su esposo con el producto de la venta de una vaca, y fueron capaces de edificar gracias a la ayuda del señor Vera Porcayo, padre de ella. Hicieron una casa semejante a la de los Castañeda, con adobe y teja, pero con ventana y portal. A la casa de doña Catalina la afectan ahora el deterioro y los años. Consta básicamente de un cuarto con refuerzos de ladrillo en los vanos de la puerta y la ventana. Según desciende la pendiente del cerro, doña Catalina vive arriba de La Huerta. Hacia abajo no hay signos que distingan el predio de la agreste vegetación de la cañada. Salvo la imaginación de los Castañeda descendientes, quienes observamos, tampoco hay indicios de la casita de adobe y teja que allí existió.

Ignoramos cuándo y cómo el doctor Castañeda adquirió el predio urbano donde ahora está el hotel Posada Real. Don José Abraham Jacobo Flores, el dueño del hotel, posee el documento notarial que prueba la operación de compraventa. Allí constan los nombres de su abuelo como comprador y de Gonzalo Castañeda Escobar como vendedor.

La hija y los nietos del doctor Castañeda recibieron con escepticismo tanto la noticia de esta antigua posesión como de la compraventa notariada. Cuando se enteraron que existía evidencia documental, les surgieron interrogantes: “Esa casa debió ser de mi abuelo pero por alguna razón nunca la mencionó” ––dice Claudia Infante Castañeda.

La oquedad en la historia que hay detrás deja lugar a las conjeturas: acaso el doctor Castañeda reservó la noticia de esa posesión como una sorpresa para el momento en que hubiera terminado de habilitarla, según un sueño, una ilusión del tamaño de su nostalgia. O tal vez la acumulación de los años y el cansancio de su agenda, repleta de consultas e intervenciones quirúrgicas, de clases y prácticas médicas, lo indujeron a cancelar el proyecto de volver a Zacualpan.

No sabemos.

Es demasiado lo que todavía debemos indagar.

RRC

Febrero de 2013

Últimamente, agrego una foto más aclarada del antiguo panteón de Zacualpan, Edo. de México, Mex.

Panteon antiguo I

Gracias

Comentarios en: "Zacualpan, Edo. De México, México" (38)

  1. Claudia Infante Castañeda dijo:

    Querido Ricardo,
    Me llenó de emoción y orgullo tu relato. Mi madre Carmen Castañeda recién fallecida el 8 de noviembre (a los 98 años), hija del Dr. Gonzalo Castañeda habría gozado muchísimo tus hallazgos. Todavía pude preguntarle si ella sabía si mi abuelo había sido propietario de la casa en donde ahora está el Hotel Posada Real. Me dijo que no recordaba nada de eso, a pesar de que en la fecha aproximada en que vendió mi abuelo esa casa ella tenía más de 20 años. Estoy casi segura de que incluso no sabía (¡yo tampoco!) de la existencia de ese callejón con el nombre de mi abuelo.
    ¡Enhorabuena!
    Claudia Infante Castañeda

    • Saludos Claudia;

      Me da gusto en saber que te gustó el artículo. Cuando mencionas el nombre de tu mamá Carmen, me pongo a pensar, que afortunado fui en llegar a conocerla.
      Cuando escribí este artículo tuve que hacer la decisión de cuales fotos o videos debería de insertar. Conforme tu respuesta, me agrada haberlas elegido correctamente.

      R…

      • Claudia Infante dijo:

        Querido Ricardo,

        Realmente me dio mucho gusto ver tu texto. He estado tan terriblemente deprimida que hay pocas cosas que me llaman la atención y me interesan. Esto me ayudó y claro, inmediatamente pensé lo mucho que me habría gustado ir con mi mamá a que viera eso en Zacualpan. Yo se que le exijo mucho a la vida pues después de tantos años que vivió mi madre, todavía quería yo más. Pues sí, ojalá… se vale desear. También pienso que si hubieras conocido a mi mamá antes, cuando todavía estaba más lúcida y fuerte, ella nos podía haber guiado más a estas búsquedas.

        Es interesante pensar porqué mi abuelo nunca habló de esa propiedad. Estoy casi segura de que hubo alguna razón específica para no mencionar nunca nada de eso. Quizás incluso pudo haber sido dolor, o arrepentimiento de haberla vendido. Me llama mucho la atención. Siento que fue prácticamente un “ocultamiento” de información ex profeso.

        Te mando un abrazo cariñoso,

        Claudia

      • Hola Claudia;

        Acabo de hablar con don José Abraham, el propietario del hotel Posada Real en Zacualpan. También le gusto el artículo, y justamente la parte que menciona su hotel. Para tu información lo acaban de nombrar o elegir secretario del turismo para Zacualpan.

        Dentro de nuestra plática, el quedó en mandarme copias de unas cartas de correspondencia, que tu abuelo el Dr. Gonzalo y el abuelo de don José tuvieron sobre los tramites de esta casa. También quedó en mandarme copias de los papeles legales sobre la venta de esta propiedad en 1936.

        Si llegan a mis manos, las compartiré contigo a tu email junto con otras fotos o videos las cuales no incluí en el blog.

        Manteniendo contacto con un abrazo,

        R…

  2. Rafael Rodriguez Castañeda dijo:

    Hola, Ricardo:

    Los problemas técnicos que impedían ver los videos quedaron superados. El fondo musical le va muy bien al homenaje a la memoria de tu tatarabuela paterna.

    Saludos.

    • Hola Rafael;

      Qué bueno que se resolvieron los problemas técnicos de los videos. En esta corta respuesta quiero agradecerte nuevamente por las apostillas que nos enviaste. Esta información acrecentará los conocimientos que tenemos sobre este ilustre médico.

      R…

  3. Claudia Infante Castañeda dijo:

    GONZALO CASTAÑEDA Y ZACUALPAN: CRUZANDO HECHOS CON SENTIMIENTOS

    A LA MEMORIA DE MI ABUELO DR. GONZALO CASTAÑEDA ESCOBAR A LOS 120 AÑOS
    DE SU RECEPCIÓN COMO MEDICO (1893-2013)
    Y
    A LA MEMORIA DE MI MADRE CARMEN CASTAÑEDA OLEA A LOS TRES MESES DE SU
    FALLECIMIENTO (8/XI/12 – 8/II/13)

    Sabiendo la emoción que estos datos me producen, te agradezco Rafael toda la dedicación que pusiste para completar tan bellamente, el relato de Ricardo sobre Zacualpan, querido pueblo de origen de mi abuelo. En reciprocidad, revisé algunos datos biográficos de él para aprovechar este blog de Ricardo y compartir cada vez más información. Esta vez hago uso de la historia oral y documental a la luz de los sentimientos.

    Mi abuelo nació en Zacualpan en 1869, fecha que parece ser la más certera ya que existen diversas versiones más en documentos públicos: 1870 y 1872. Mi madre me decía que se quitaba la edad, quizás ese es el motivo. Menciono que parece ser la fecha más certera ya que otros datos dicen que en 1877 entra a la escuela, y en otro documento aparte mi abuelo personalmente escribió que entra a los ocho años a la escuela elemental en Zacualpan. Cito sus palabras:

    “A los ocho años era yo todavía un salvajito, no conocía las letras
    porque no había aún pisado la Escuela; mi tierra era un pueblo
    apenas semi-civilizado. Cuando mi padre me llevó con el ‘maistro’,
    por primera vez, sentí vergüenza y tristeza al ver que unos niños
    menores que yo, pronunciaban palabras que no entendía, decían
    decámetro, hectómetro, miriámetro; esto me estimuló para apurarme
    y alcanzarlos. Después de un tiempo ocupé los primeros lugares.”

    La escuela a la que se refiere es a la de Zacualpan en donde no había secundaria. Por ello lo llevaron a Cuernavaca con sus padrinos a estudiar la secundaria y después vino a México a estudiar becado la preparatoria y la carrera de medicina de la que se recibe en julio de 1893. Toda su preparatoria y carrera estuvo con mucho temor a perder la beca porque eran muy exigentes, esto está publicado en su discurso de la ceremonia que la Universidad Nacional le hizo en su honor por sus 50 años de vida profesional.

    Pero a esto agrego dos datos emotivos importantes. Mi mamá contaba que mi abuelo platicaba mucho que cuando estaba de visita en Zacualpan y le avisaban que se renovaba su beca, el se iba a echar machicuepas al monte lleno de felicidad. Esos montes que ahora vemos de Zacualpan son testigos de estas emociones de mi abuelo… y al verlos ahora vuela mi imaginación.

    El otro dato interesante es que decía mi abuelo que cuando se recibió de médico mandó un telegrama a sus padres diciendo “Ya soy médico”. Después de eso se fue a su cuarto a llorar de la emoción. Amando a sus padres como lo hizo, quisiera poder imaginármelo lleno de gusto pero a la vez dolor por no poder estar en Zacualpan festejando tan grande hazaña, y aún cuesta más trabajo imaginar lo que sintió mi bisabuelo Don. Juan Castañeda al tener esas noticias estando en Zacualpan. Con el -para mi- muy conmovedor video de la Casita del Dr. Gonzalo, intento imaginar a mis bisabuelos leyendo ese telegrama en el pequeño cuarto de adobe pintado de blanco. Por más que he sabido esta historia toda mi vida, nunca deja de impresionarme el valor ejemplar de la vida de mi abuelo. No en vano su historia enorgullece a toda la familia Castañeda y claro, al pueblo de Zacualpan.

    Un abrazo,
    Claudia Infante Castañeda
    Tlalpan, México D.F. 8 febrero 2013

    • Claudia;

      Gracias por tus palabras. La manera en que te expresaste, causó que reflejara mucho. Si estoy correcto, Gonzalo fue un distante tío abuelo mío por varias generaciones, pero aún así, un tío.

      Antes de despedirme, tengo una pregunta para ti y otro pedazo de información para el lector.

      Pregunta: Tú y Juan en su manuscrito mencionan a unos “padrinos”. Con el propósito de encontrar su acta de bautizo; entonces por los padrinos que son mencionados, y que Gonzalo todavía era joven cuando fue a Cuernavaca, llego a entender que habrá un acta de bautizo aparte de la posibilidad que hay un registro civil de nacimiento. ¿Sabes si tuvo otro nombre aparte de Gonzalo?

      Información: Si estoy correcto, me has dicho que tu abuelo, el Dr. Gonzalo Castañeda nunca tuvo algo que hacer con la construcción o desarrollo del hospital mental “La Castañeda”. Lo que dices coincide en que; he llegado a saber que el manicomio fue llamado así, simplemente porque estaba situado en los terrenos donde antiguamente estaba situada una hacienda conocida como “La Hacienda Castañeda”.

      Entonces muchos “historiadores” están equivocados en que nombran al Dr. Gonzalo Castañeda Escobar como fundador de este hospital. Es fácil entender cómo llegaron a hacer este error, por pura asociación al apellido.

      Puedes responder a mí email o aquí en el blog.

      R…

      • Claudia Infante Castañeda dijo:

        Hola Ricardo,

        A fin de que quede en el record contesto en este blog.

        Mi abuelo no tuvo nada que ver con el desarrollo, construcción, fundación ni nada relacionado con el Hospital de Enfermedades Mentales conocido como “La Castañeda”.

        A alguna persona se le ocurrió que por el apellido y la coincidencia de ser un médico importante de la época, dicho hospital lleva su apellido. Eso es una información falsa y quienes lo han seguido relatando como cierto se basaron en una primera fuente que ya estaba equivocada. Es un error de los historiadores el no corroborar la veracidad de fuentes secundarias.

        A menos de que alguna persona nos muestre una fuente primaria en donde se encuentre algún vínculo de mi abuelo con el hospital de La Castañeda, prefiero sostener el hecho de que no tuvo relación alguna.

        Un abrazo,
        Claudia Infante Castañeda

      • Claudia;
        Gracias por darnos más información acerca de que tu abuelo, el Dr. Gonzalo Castañeda no superviso de alguna manera el desarrollo del hospital mental conocido como “La Castañeda”.
        Con el tiempo espero que se corrija este detalle. Gracias.

  4. Ricardo recibe un saludo especial en este 14 de febrero. Pongo a tus órdenes mi nuevo correo, el anterior fue bloqueado.
    Rafael me compartió del avance de tu plataforma sobre la familia Castañeda, trabajo por el que reitero mi reconocimiento por tu disciplina tanto de investigador nato, como de difusor de los ramales y frutos de la genealogía de la familia.
    Ojalá que sigan las pesquisas de tu productiva labor incansable y podamos programar una nueva visita a los rincones enigmáticos de Zacualpan.
    Felicidades…
    Miguel

    • Saludos Miguel;
      Gracias por tu comentario y por mandarme tu nuevo email, al cual te corresponderé en un correo personal. Siendo que tu dirección estaría expuesta en el internet, tomé la libertad de borrarla donde la incluiste. Lo hice a propósito para proteger tu privacidad.
      Después de haber escrito este último artículo sobre Zacualpan, ha estado muy interesante el intercambio de ideas, encuentros e historias que hemos compartido. Hasta un punto son educativas. Al igual me gustaría que alguien de Zacualpan dejara un comentario. Ojala y en el futuro tendremos uno.
      Manteniendo contacto,
      R…

  5. Hola Ricardo!

    Que emoción siento el ver documentado tu arduo trabajo en la investigación de nuestras raíces.
    En tu relato del terreno del tío Don Gonzalo Castañeda, hacen mención del Sr. Nava Porcayo, me llamó mucho la atención ya que el segundo apellido de mi abuelo el Gral. Austreberto Castañeda, era Porcayo. Sería algún familiar de Margarita, madre del Gral.?
    Se queda de tarea para la próxima visita, muchas felicidades y gracias!!!
    Te mando un fuerte abrazo, esperando verte pronto!

    • Saludos Adriana; Acabo de recibir tu correo tarde por la noche. Gracias por leer el articulo y por tu comentario. Te corresponderé dentro de dos días a tu correo. Saludos a toda la familia por mi parte. R…

  6. Rafael Rodriguez Castañeda dijo:

    Los Porcayo, una veta por seguir…

    Hola, Adriana:

    Imagino la inquietud que te produjo encontrarte el apellido Porcayo en una crónica que menciona a personas que viven en Zacualpan.

    En el altiplano es un apellido poco común; en Zacualpan es, tal vez, tan frecuente como el apellido Castañeda y algunos otros que encontramos en nuestra ascendencia. El asunto es saber quiénes provienen del mismo tronco familiar.

    Será interesante investigar quiénes de los actuales Porcayo que habitan los pueblos del sur del estado de México descienden de la rama de donde provino doña Margarita. La mina de la genealogía es tan vasta que se necesitan más investigadores. Ojalá Leonardo y tú misma estén dispuestos a invertir algunos minutos en esta búsqueda, sin salir de su casa, frente a la PC, para descubrir en los registros civiles y religiosos más datos sobre nuestros ancestros.

    Ricardo es el maestro en este arte de la investigación documental. Estoy seguro que será generosa su disposición para enseñar a quien se interese en buscar más actas.

    Saludos

    Rafael

  7. De este artículo sobre Zacualpan, Rafael recibió el siguiente comentario, el cual ahora lo pongo como una pregunta para ver si alguien sabe algo sobre este fabricador de lámparas de carburo. Sería muy interesante en saber el nombre de esta persona y si su artesanía todavía existe. Favor de dejar la información como comentario. Gracias.

    Rafael:

    Gracias por la información. Desde luego, entré al enlace y leí el artículo sobre el viaje que realizaron Ricardo Castañeda y tú a Zacualpan. Incluso, para mis archivos, copié la fotografía donde apareces. Después leí la correspondencia que hay en el blog. Incluso, el correo donde invitas a investigar la veta de la familia Porcayo.

    Me encantaron el artículo, las fotografías y el video. Por cierto, conozco Zacualpan. Visité el pueblo hace muchos años, varias veces, cuando vivía un viejo minero –cuyo nombre he olvidado– que se dedicaba a elaborar lámparas de carburo de latón, de diferentes tamaños. Desde miniaturas hasta lámparas de tamaño normal, con la salvedad de que todas funcionan; esto es, les pones carburo y agua y prende la mecha de pabilo. Mi colección, si no mal recuerdo, consta de unas diez lámparas, las cuales guardo celosamente en Pachuca. La razón es que el señor que las hacía murió hace más de 20 años y ya no hay quién las haga en Zacualpan, ni en ninguna otra parte de la República. Me consta lo anterior porque Luis Escudero, que fue mi director general de 1996 a 2003, las buscó por todos los pueblos mineros, incluyendo Real del Monte y Pachuca, donde le dijeron que aún las hacían, y no las encontró.

    Te prometo que la próxima vez que vaya a Pachuca traeré mi colección de lámparas mineras de Zacualpan para mostrártelas.

    Un abrazo

    Sergio

  8. Saludos Ricardo.
    Te comento que el artículo de las lámparas de carburo que me anunció rafael no lo he podido abrir.
    Sin embargo recibe una nueva felicitación por estos detalles tan de la minería de Zacualpan y Real del Monte.
    Un fuerte abrazo.
    M.

  9. Arturo Mireles Valdés dijo:

    ESTE ARTÍCULO Y SUS COMENTARIOS ME HAN MOTIVADO PARA IR MAS ANIMADO A LA CARRERA ATLÉTICA DE 5 KM “LA RUTA DE LA PLATA” EL PRÓXIMO DOMINGO 03 DE MARZO DE 2013. ME HOSPEDARÉ EN EL HOTEL ANTES COMENTADO.. QUE EMOCIÓN ¡¡¡¡¡¡

    • Saludos Arturo;
      Muchas gracias por tu comentario.
      Cuando mencionas “la carrera atlética de 5km” me acuerdo de cuando yo era joven y también hacia las carreras de 5km. Igual que tu, viajaba a ciertos sitios para atender estos eventos. Me acuerdo de las camisetas que nos daban al acabar la carrera. Ahora mi forma de hacer ejercicio, es caminar cada día con mis perros 3 a 5.
      Me interesa esto de “La Ruta de la Plata”. ¿Sería posible que nos des informes sobre esta carrera, cual es la ruta, y cómo llegó a ser titulada así, etc., etc.? Sería buena información para mí y los lectores de este blog.
      Buena suerte y que ganes el premio de primer lugar.
      R…

      • Arturo Mireles Valdés dijo:

        GRACIAS POR LAS PORRAS RICARDO¡ JEJEJEJE¡, PUES MIRA, YO FUI INVITADO POR UNA DE LAS ORGANIZADORAS, VOY A INVESTIGAR MAS DETALLES, TE VOY A ADJUNTAR EL CARTEL DE CONVOCATORIA DE LA CARRERA, SI TU CONSIDERAS SUBIRLO A TU BLOG PARA VER SI ALGUIEN MAS SE ANIMA¡, SALUDOS Y ESTAMOS EN CONTACTO¡

      • Saludos Arturo;
        Gracias por tu información sobre la carrera de 5Km que se realizara en Zacualpan Estado de México, México este 3 de marzo 2013.
        En años pasados yo llegué a competir en este tipo de carreras, inmediatamente me puse a pensar sobre el terreno que existe en Zacualpan. Se necesitaría mucha resistencia siendo que el terreno no es plano. Este detalle puede ser Inmediatamente notado en el cartel que me enviaste.
        Con mucho gusto pondré el cartel que me enviaste, y si por alguna causa no lo puedo hacer, pondré el link de contacto.
        Que tú y todos los competidores tengan una saludable competición en Zacualpan.
        R…
        vertyhealth@gmail.com

  10. Arturo Mireles Valdés dijo:

    EXCELENTE RICHARD¡, PUES SI, LAS ORGANIZADORAS COMENTARON QUE ES UNA PENDIENTE MUY PRONUNCIADA (APROX 10 MIN X KM), VA A ESTAR PESADITA¡¡, SIN EMBARGO PUEDE SER UN GRAN RETO, GRACIAS POR TU APOYO ¡ YA ESTARÉ COMENTANDO COMO NOS FUE EN LA AVENTURA ZACUALPAN 2013.

    • Esperaré en saber cómo salió este evento.
      R…

      • Arturo Mireles Valdés dijo:

        MI ESTIMADO RICHARD, ME PERMITO COMPARTIR QUE ME ENCANTÓ ZACUALPAN, ES UN LUGAR TAN PINTORESCO Y TRANQUILO DONDE LA VIDA SE DETIENE, EL EVENTO DE LA CARRERA FUE TODO UN ÉXITO, EL PARQUE PICACHO DE ORO Y PLATA FUE TESTIGO DE ESTE ACONTECIMIENTO, EL CONVIVIR CON LA NATURALEZA FUE TODA UNA GRATA EXPERIENCIA, LA RUTA FUE 70% EN ASCENSO (MUY PESADA), HASTA LA FECHA SIGO ADOLORIDO, LOGRÉ TERMINAR EN 5 ° LUGAR CON UN TIEMPO DE 32´05 EN LOS 5 KM, FUE TODA UNA FIESTA¡ NO TE EQUIVOCASTE EN TUS COMENTARIOS RESPECTO A DON JOSÉ JACOBO FLORES, ES TODO UN PERSONAJE¡, EXCELENTE SER HUMANO, POR CIERTO EL SÁBADO POR LA NOCHE LE DÍ TU SALUDO, ME ENTERÉ QUE TUVISTE COMUNICACIÓN POR LA TARDE,¡, GRACIAS¡, ESE MISMO DÍA ME PRESTÓ EL LIBRO QUE TU FAMILIA PUBLICÓ REFERENTE A TU ABUELO, ME ENCANTÓ EL CONTENIDO¡, PUES COMO TE DAS CUENTA TU BLOG A PERMITIDO GENERAR MUCHAS COSAS, LE DOY GRACIAS A DIOS POR PERMITIRME CONOCER GENTE TAN CREATIVA QUE DESPIERTA EMOCIONES Y SENSACIONES DIFERENTES, EN TU CORREO PERSONAL MANDARÉ ALGUNAS FOTOS QUE TOMÉ, ESPERO SEAN DE UTILIDAD PARA CREAR ALGUNA OTRA EXPERIENCIA¡, UN ABRAZO CORDIAL. ATENTAMENTE TU AMIGO ARTURO MIRELES VALDÉS¡

      • Saludos Arturo;
        Acabo de hablar con mi primo Rafael Rodríguez Castañeda. Le mencioné acerca de tu experiencia en Zacualpan, la cual fue positiva. Junto con el hemos llegado a tener nuestros propios descubrimientos sobre este pueblo, que en gran parte, fueron causados por querer saber más sobre nuestros ancestros.
        Me imagino lo adolorido que has de estar después de haber terminado los 5Km en 32 minutos, y la ruta a 70% de ascenso.
        Recibí tus fotos y las voy a ver con calma. Gracias. Voy a reservar mis palabras mientras pienso cómo dirigirme hacia ellas en un blog.
        Me da gusto que llegaste a conocer a don José
        R…
        P.D. Gracias por todas tus palabras.

  11. emma ronces porcayo dijo:

    Me he emocionado tanto con esta historia tal vez nos une el cariño por este pueblo tan hermoso de donde son mis antepasados, tal vez pork llevamos el apellido Porcayo que son tan conocidos como el Ronces el Castañeda, Vera en fin realmente me emociones con esta historia que me conmovi hasta las lagrimas de ver tantos lugares para mi conocidos como el sr. chucho castañeda que cuando era la fiesta de santiago se disfrazaba con una mascara y tenia la cola de una zorra que realmente me asustaba por cierto el 25 de julio es la fiesta de este hermoso lugar el barrio de santiago, lo felicito por expresarse tan bonito de este hermoso lugar como es zacualpan edo. de México bello rincon lo mas cercano al cielo.

    • Saludos Emma;
      Me dio mucho gusto en haber recibido su comentario. Sus propios comentarios me interesan mucho. Le escribiré un correo dentro de unas pocas horas.
      R…

  12. Hola Buenas Tardes, Ricardo Castañeda,estoy leyendo toda tu investigacón que tienes del Estado de Zacualpan y de la familia Castañeda, yo soy del D.F. y quisiera decirte que mi bisabuela se llamaba Virginia Ocampo viuda de Castañeda y mi abuelo Mario Ocampo Castañeda platicaba que era familiar del Doctor Hermilo Castañeda padre e hijo,me gustaría saber si el apellido Ocampo tiene relación alguna con usted, si es así me pongo a sus ordenes ya que no cuento con mas información, queda de usted un servidor y amigo Marco Antonio Arvizu Ocampo.

    • Estimado Marco;
      Gracias por haber dejado tu comentario. Esta muy interesante lo que me (nos) dices acerca de la familiaridad que había entre tus ancestros y los Doctores Hermilo Castañeda padre e hijo. Voy a investigar sobre este detalle y haré contacto contigo vía tu correo dentro de dos días.
      Gracias,
      Ricardo Castañeda Guzmán

      • Marco Arvizu Ocampo dijo:

        Muchas gracias y te lo agradeceré demasiado estimado Ricardo.
        Lamento la tardanza en contestarte pero me gustaría saber sí pudiste encontrar algo, cualquier información es bastante buena para mi, saludos.

      • Hola Marco;
        Te enviaré un correo a tu email. Sí se de un Castañeda con una Ocampo. Por favor responde a mi correo y te daré la información para que tu me puedas decir si está correcta.
        R…

      • Buenas Noches Ricardo, me podrías facilitar tu correo ya que no me aparece, si gustas te dejo el mio para que me mandes el e-mail con la información por favor, saludos. Mi correo es marco666chiva@live.com.mx

      • Saludos Marco;
        Tu dirección aparece automáticamente en mi escritorio cuando dejas un comentario. Para proteger tu privacidad no la tienes que poner en los comentarios.
        Te he enviado tres correos, aparentemente no los estas recibiendo y no sé por qué. Yahoo me dice que no están botando y que los recibes.
        Para no complicar las cosas más, te daré la poca información que sé sobre lo que me preguntas.
        El único Castañeda del cual que yo sepa que se casó con una Ocampo fue el dieciséis de junio 1792 en el pueblo de Almoloya de Alquisiras, México, México. Sus nombres fueron Manuel de Castañeda, soltero y huérfano de Pachuquilla. Ella se llamaba María Manuela de Ocampo, viuda de José de Castañeda, de Chiltepec.
        Espero que esto te haya ayudado.

      • Gracias, pero el nombre de mi bisabuela era Virgina Ocampo Vda. de Castañeda y era mas o menos de la epoca de Emliano Zapata segun nos lo comentaba mi abuelo

        de nombre Mario Ocampo Castañeda y dentro de sus platicas no decia que tambien era familiar del QB. de pumas el famoso Pato Patiño , gracias de todos modos y te mando un fuerte abrazo

      • Marco; Guardaré está información y si cruzo con algo que yo piense te sirva, te enviaré un mensaje a tu correo.
        R…

  13. Adriana Lugo dijo:

    Buen día, me gusto mucho su detallada descripción, me gustaría conocer más sobre mi familia pues mi abuela paterna y mi padre nacieron allá. Se que mi bisabuela era hija de Roque Díaz; su nombre era Josefa Díaz. y se que mi abuela Cristina Vences tenía una tienda en el pueblo. Podrían ustedes ayudarme con alguna información o como puedo buscar más sobre mi familia. Gracias

    • Saludos Adriana; Gracias por tu comentario, también me gustaría hacer contacto. Siendo el administrador de este sitio, tu dirección email aparece en mi pantalla personal y haré contacto contigo vía ese medio no más tardar este domingo 6 de marzo del presente. Tengo unos detalles pienso te puedan ayudar. Si el Roque Díaz al cual tú te refieres es el mismo del cual yo pienso que es, mi re tatarabuelo trabajo por él.
      Ricardo Castañeda Guzmán

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: